• JoomlaWorks AJAX Header Rotator
  • JoomlaWorks AJAX Header Rotator
  • JoomlaWorks AJAX Header Rotator
  • JoomlaWorks AJAX Header Rotator
  • JoomlaWorks AJAX Header Rotator
Publicación revista "La Economía"
Alimentación
 
Agua para otrosLa Región tiene un potencial de producción de agua mineral de 20 hectómetros cúbicos al añoAntonio Díaz Montoro
Fotografía: Vicente Vicens
 Imprimir Enviar noticia 
La cantidad equivale a lo que suministra la Mancomunidad de Canales del Taibilla durante un mes
“Puedes tener todo el agua del mundo, pero si no la vendes de poco sirve”, explica el gerente de una embotelladora
Cada año brotan unos 60 millones de litros de agua del manantial que la firma Ganopez explota en Sierra Espuña a 910 metros de altitud. De esta cantidad apenas un 10 por ciento acaba vendiéndose embotellada bajo la marca Fuentedueñas. “Puedes tener todo el agua del mundo, pero si no la vendes, de poco sirve”, explica el gerente de esta empresa murciana, Vicente Silla. “En el mercado hay mucha competencia, muchas marcas y algunas de ellas con un gran renombre, que no te dejan entrar”, añade.

Esta circunstancia explica por qué las cinco plantas embotelladoras de agua mineral de la Región apenas aprovechan el potencial anual de 20 hectómetros cúbicos de agua mineral que tiene la Comunidad, según el estudio Las aguas minerales Frías en la Región de Murcia del Instituto Geológico y Minero de España.

Este agua, de “excelente calidad química”, según el trabajo firmado hace unos años por Marc Martínez, Luis Moreno y Juan Ignacio Pinagua, tampoco acaba siendo aprovechada totalmente para otros usos especialmente necesarios en la Región, como el riego o el abastecimiento de poblaciones. Según un técnico de la Mancomunidad de Canales del Taibilla, entidad responsable del agua que se suministra a la población regional, ese volumen equivale aproximadamente al abastecimiento que lleva a cabo la Macomunidad durante un mes. Pero su explotación sería demasiado cara para utilizarla en otros usos que no sea el agua embotellada, aclara Silla. “Nuestra fuente se encuentra a más de 900 metros de altura, en lo alto de una sierra y muy alejada de la población más próxima”, por lo que conducir esa agua a un ayuntamiento supone un coste “altísimo”.

Además, explica la fuente de la Mancomunidad, esos manantiales están principalmente en manos de particulares, por lo que los municipios no pueden hacer uso de ellos.

Manuel Soler, presidente de la Comunidad de Regantes de Lorca, admite que no conocía que existiese un potencial de agua mineral natural tan alto en la Región. Soler afirma que los regantes “están abiertos a estudiar cualquier posibilidad para conseguir agua”, aunque reconoce las dificultades que podría entrañar explotar esos 20 hectómetros cúbicos anuales repartidos en medio centenar de manantiales. “Si están en distintos puntos de la geografía, en pequeños caudales, y en sitios difíciles supongo que no será fácil”. Soler apunta que también “hay que conocer qué daño ecológico se haría, porque si tenemos un pequeño manantial en una montaña lo más probable es que el Ministerio de Medio Ambiente no esté de acuerdo en llevarse el agua de allí”.
En todo caso, se trata de un recurso poco conocido en una región que arrastra un importante déficit de agua. Según el estudio del Instituto Geológico y Minero de España mencionado, al noroeste de la Región “se localizan la mayoría de los puntos susceptibles de ser explotados como agua envasada”. Se trata, añade el trabajo , de lugares “excedentarios en recursos hídricos de excelente calidad química, con un potencial de recursos explotables estimado en 20 millones de metros cúbicos al año”.

“Para ser una zona tan seca tenemos un potencial importante”, explica Vicente Silla. “No se espera que haya varias empresas que envasen agua mineral. No es muy común, en otras zonas donde llueve más no hay ninguna”. De momento, según señala el estudio, existen cinco plantas embotelladoras en activo.
El negocio, en las cartas de los restaurantesEl negocio parece tener abierta la puerta del crecimiento, especialmente ahora que algunos de los más selectos restaurantes del país acompañan sus menús de cartas de agua, en las que el diseño de la botella y la originalidad de la procedencia tienen casi tanto valor como sus propiedades terapéuticas. Lo más nuevo en el mercado también está cerca de Murcia, en Jaén, donde la marca Agua Sierra de Cazorla es la primera empresa del mundo que ha comenzado a comercializar cubitos de hielo elaborados con agua mineral natural bajo la denominación Aquacubes, un producto que cuesta 1’7 euros y que se presenta en una bandeja similar a una cubitera doméstica para frigorífico, con diez cubos de agua termosellados de forma independiente que se solidifican al introducirlos en el congelador. La imaginación al poder.

Según la empresa de estudios de mercado Canadean España en todo el país el volumen de agua envasada aumentó en 2006 un 8’5 por ciento, hasta superar los seis mil millones de litros. El 95’4 por ciento del mercado corresponde al agua sin gas. Según la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Bebidas Envasadas (Aneabe), el sector factura unos mil millones de euros al año y da empleo a 4.500 personas en todo el país, con un crecimiento “muy importante en los últimos años”, según una fuente oficial de esta asociación. Durante 2006 el sector realizó inversiones por un valor de unos 100 millones de euros.

El sector en España está todavía muy atomizado y regionalizado con manantiales locales en manos de empresas que representan el 60 por ciento del mercado, mientras que el 33 por ciento corresponde a firmas archiconocidas como Danone, Pascual y Nestlé y el siete por ciento restante a marcas de la distribución. 
 
 
< Anterior   Siguiente >